Job 40:15
“He aquí ahora behemot, el cual hice como a ti; hierba come como buey.”

En Job 40, hay un relato de un gran animal llamado Behemot. La palabra behemot es una transcripción de la palabra hebrea, que es un plural de la palabra Behemah. Mientras que Behemah aparece mucho en el Antiguo Testamento, behemot aparece solo una vez y, a pesar de su forma plural, parece referirse a un ejemplo singular. Es probable, por lo tanto, que la palabra no se use simplemente como un plural de Behemah, sino que se use para describir un animal igualmente grande. Behemah generalmente se traduce como hipopótamo. Algunas versiones de la Biblia, por lo tanto, anotan la palabra Behemot y comentan que es un hipopótamo o un elefante. Entonces, ¿qué es? La respuesta está al leer la descripción.

Behemot es un animal grande. Come plantas. Esto se ajusta a ambos animales hasta ahora. Pero, la pista más importante es la descripción de la cola del animal. Esta se describe como un cedro. El tronco de un cedro es grande. Si miras la parte trasera de un hipopótamo (algo bastante desagradable), notamos que su cola, que se mueve rápidamente para dispersar… cosas, es bastante pequeña. Pero también lo es la cola de un elefante. Entonces, el gigante no es un hipopótamo, ni un elefante. La descripción se parece más a la de un dinosaurio saurópodo, creado por Dios en el sexto día, cuando declara a Job que lo hizo “como a ti”; es decir, el mismo día que Dios hizo a las personas.

Oración: Señor, le hablaste a Job acerca del behemot para enfatizar que Tus caminos a menudo están más allá de nuestro entendimiento, y siempre mejores y más altos que nuestros caminos. Amén.

 Autor: Pablo F. Taylor

Ref: Steel, A. (2001), ¿Podría Behemot haber sido un dinosaurio?, Diario de creación 15, no 2 (agosto de 2001): 42-45. Imagen: Charles Knight, Diplodocus, Dominio Público.

© 2022 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.