Salmos 103:3
“Él es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias;”

La enfermedad cardíaca es una de las causas más graves de muerte entre la población de los Estados Unidos. 610,000 estadounidenses mueren de enfermedades cardíacas cada año, el 25% de todas las muertes. Se han escrito miles de libros sobre este tema, haciendo referencia a múltiples causas posibles. Un artículo reciente sugirió que la propensión de los seres humanos a las enfermedades cardíacas se debe a que evolucionamos.

El artículo sugirió que los ataques cardíacos en los chimpancés no tienen la misma causa que en los humanos. Los evolucionistas consideran que los chimpancés están muy cerca de los humanos en su árbol evolutivo de la vida. Así que sugieren que, durante nuestra evolución a partir de un ancestro común con los chimpancés, perdimos un gen que producía una molécula de azúcar ácida llamada Neu5Gc. Los investigadores estudiaron ratones, que tienen fama de tener una química corporal similar a la de los humanos, pero que normalmente producen Neu5Gc ellos mismos. Los ratones que se habían vuelto deficientes en esta molécula eran más susceptibles al aterosclerosis que los que producían mayores cantidades de azúcar. La aterosclerosis es la obstrucción de las arterias por el colesterol y los depósitos de grasa que pueden provocar enfermedades cardíacas.

Esta es una forma bastante atrasada de intentar proporcionar evidencia de la evolución, ya que la supuesta mutación, si hubiera ocurrido, hizo que los humanos fueran más propensos a morir de una enfermedad cardíaca, por lo que están peor que sin esa mutación. Por nuestra parte, somos conscientes de que la enfermedad es un corolario del pecado y Dios eliminará las enfermedades en el mundo venidero.

 Oración: Padre Dios, oramos por la salud, la fortaleza y la sanidad de nuestros seres queridos que están enfermos. Te alabamos porque un día todas las enfermedades serán cosa del pasado. Amén.

Ref: Universidad de California – San Diego. “La pérdida de genes evolutivos puede ayudar a explicar por qué solo los humanos son propensos a sufrir ataques cardíacos”. ScienceDaily, 23 de julio de 2019. <www.sciencedaily.com/releases/2019/07/190723182255.htm>. Imagen: Adobe Stock Imágenes, con Licencia de Autor.

© 2022 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.