Génesis 1:17-18
Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.” 

Usted probablemente ha oído hablar de “La Materia Oscura.”  Los astrofísicos nos dicen que hay mucha “Materia Oscura” por ahí. ¿Qué es y cómo saben que existe?

El Universo se está expandiendo, o al menos estaba. Las mediciones del desplazamiento al rojo muestran cuán rápidamente los objetos se están alejando de nosotros, y “La Ley de Hubble” muestra que los objetos están aún más lejos de nosotros, cuanto más grandes más se desplazan hacia el rojo. El concepto de la expansión del Universo es bíblico, como hemos observado en un gran número de difusiones anteriores de “Momentos de La Creación.”  Leemos que Dios extiende los cielos como una cortina. También sabemos que la palabra utilizada para extensión o espacio en Génesis 1 implica un estiramiento.

Sin embargo, según la “Teoría del Big Bang”, existe un problema al predecir exactamente qué tan rápido debería expandirse el espacio. El hecho es que no hay suficiente masa de todas las estrellas y galaxias visibles disponibles o proyectadas en El Universo.

Así que los teóricos del “Big Bang” proponen que debe haber “Materia Oscura” en El Universo, que constituyen el resto de la masa. Cuando nos referimos a “La Materia Oscura”, nos referimos al hecho de que carece de luz. Por lo tanto, podría ser oscura, porque no refleja la luz, o quizás su oscuridad es simplemente refiriéndose al hecho de que no puede ser vista – quizás es transparente.

Es interesante que las diversas cosmogonías creacionistas bíblicas no requieran de “Materia Oscura.” Probablemente porque no existe.

 Oración: Padre gracias, porque los cielos cuentan Tu gloria. Cuanto más entendemos acerca de los cielos, mejor entendemos quien eres. Amén.

Ref: Williams, A. y Hartnett, J. (2005), El Desmantelamiento del Big Bang (Green Forest, AR: Master
Books), pág. 136. Imagen: Adobe Stock Imágenes, con Licencia de Autor.

© 2022 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.