2 Pedro 3:4
“…y diciendo: ‘¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación’”.

Muchas personas saben que, a pesar de su apariencia, el coral en realidad es un animal diminuto.  Incluso un pequeño crecimiento de coral puede estar hecho de billones de animales diminutos, cada uno viviendo dentro de su esqueleto de caliza.

Coral grows fasterLo que muchas personas no saben es que el coral no puede vivir sin la ayuda de las algas – una planta.  Miles de algas unicelulares viven en el diminuto estómago de cada pólipo de coral.  El pólipo requiere de los desperdicios de las algas para completar sus requerimientos nutricionales y para conseguir el calcio el cual construye arrecifes.  En cambio, el estómago del pólipo provee un lugar protegido ideal para vivir para las algas.  Incidentalmente, los maravillosos colores en un coral viviente vienen de las algas en el estómago de cada pólipo.

Los evolucionistas han dicho que debe tomar millones de años para que los diminutos pólipos construyan arrecifes de coral, como la Gran Barrera de Coral en Australia con una longitud de 2.000 kilómetros.  La Gran Barrera de Coral, incidentalmente, es considerada la estructura más grande alguna vez construida por organismos vivientes.  ¡Sin embargo, ahora se ha demostrado que los pólipos de coral pueden duplicar su propio peso en tan sólo 10 días!  ¡Como resultado, la afirmación de millones de años para la edad de la Gran Barrera de Coral ha sido reducida por un factor de 40!

Muchas de las cifras de largos años de vida afirmadas por los evolucionistas han tenido que ser drásticamente revisadas hacia abajo al haber aprendido más acerca de la creación.  Las cifras resultantes encajan en el relato de la historia en la Biblia mucho más tempranamente.

Prayer:
Amado Padre, yo Te agradezco que mientras el conocimiento de Tu creación crece, Tu Palabra está siendo vindicada de los cargos de que es un error. Oro por que esto pueda servir como un testimonio para atraer a más personas a Cristo Jesús. Amén.

Notes:
Langreth, R.N. 1990. Bleached reefs. Science News, v. 138, Dec. 8. p. 364.
Chen, I. 1990. Great Barrier Reef: A youngster to the core. Science News, v. 138, Dec. 8. p. 364.