1 Tesalonicenses 5:21

“Examinadlo todo; retened lo bueno.”

La ciencia tiene una posición elevada en La Sociedad Occidental. Hay quienes intentan menospreciar a los cristianos, diciendo: “Tú tienes fe, pero yo tengo ciencia”. Se asume, por lo tanto, que la ciencia, en abstracto, es la verdad suprema, y el estándar universal, contra el cual todo debe ser probado.

Esto es así, porque la ciencia es probada. Como profesor de ciencias de secundaria, sugería a mis alumnos que los procesos científicos podrían desarrollarse de la siguiente manera: Establecer el problema a investigar. Luego desarrollar una hipótesis, que parece explicar este problema y las observaciones complementarias. Después de esto, la investigación, a menudo mediante un experimento, está diseñada para probar la hipótesis. Para que esto ocurra, la hipótesis debe ser comprobable, y, de hecho, refutable. Decir que una hipótesis es refutable no implica que sea, o que pueda ser, falsa. Simplemente significa que es teóricamente posible que un resultado de investigación pueda refutar la hipótesis. Por ejemplo, nuestra hipótesis de que el agua caliente duele es refutable, dado que usted podría sumergir su mano en agua hirviendo, para ver si se siente cómodo. En la práctica, sabemos que esto realmente duele, lo que apoya su hipótesis. Por último, llevaría a cabo su investigación o experimento, registraría los resultados y sacaría una conclusión, que su investigación apoya o refuta su hipótesis.

Este importante concepto de metodología científica sólo es posible, porque esperamos un Universo Racional, con leyes científicas que tienen sentido, y que no cambian. Ese Universo Racional sólo es posible dentro de una concepción bíblica, donde los eventos al azar no tienen lugar.

Sabemos, Señor Dios, que sólo podemos dar sentido a este Universo, porque Tú lo hiciste.

Gracias, porque nos diste razonamiento y sabiduría suficientes para practicar la ciencia, para entender mejor El Universo. Amén.

Ref: Método Científico, Britannica, < Https://www.britannica.com/science/scientific-method>, visitada 05/26/2017. Imagen: Archon Magnus, la licencia: Creative Commons Share-Alike, 4.0 Internacional.