Génesis 1:24

“Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así”.

Según la Enciclopedia Británica, los animales evolucionaron a partir de células eucariotas unicelulares. Las eucariotas son células que contienen un núcleo claramente definido. Esta membrana permite separar las dos etapas (codificación y decodificación) de la síntesis de las proteínas. Según la enciclopedia, esto ha permitido que diferentes tipos de células evolucionen para realizar diferentes trabajos. Sin embargo, no parece haber ningún mecanismo disponible para crear la información adicional necesaria para esta variedad de células. También se presume que las plantas y los hongos han evolucionado de dichas células eucariotas, pero ambos tienen paredes celulares semirrígidas. Las células animales no, y ésta es la propiedad que los evolucionistas suponen llevaron a la gran variedad de movimientos y otras habilidades propias de los animales.

En cada etapa de un supuesto proceso evolutivo debe existir una producción espontánea de nueva información genética. Sin embargo, sólo se ven los mecanismos de codificación y decodificación de la información existente. Se copia la información del ADN al ARN, y luego se transfiere para construir proteínas.

Esta es la razón por la cual el relato bíblico de donde procedieron los animales es mucho más científico. La Biblia se refiere a la reproducción de animales según su especie. Toda la información necesaria para cada variedad de células y organismos se encontró en el ADN de esos tipos originalmente creados. La información, genética o de otro tipo, no se produce al azar – es planificada y diseñada.

 Oración: Nos maravillamos ante el esplendor y la belleza de Tus diseños, Señor. Y, nos maravillamos que nos amaste tanto como para enviar a Tu Hijo a morir por nosotros. Amén.

Ref: Enciclopedia Británica, < Https://www.britannica.com/topic/animal>, visitada el 26 de octubre de 2017. Imagen: Mariana Ruiz, liberado al dominio público.

© 2020 Momentos de la Creación Todos los derechos reservados.