Génesis 18:14
“¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, y según el tiempo de la vida, Sara tendrá un hijo.”

Un mito permanente sugiere que Darwin solo llegó a la conclusión de que la Tierra tenía millones de años de antigüedad como resultado de lo que vio en la costa de América del Sur y en las Islas Galápagos cuando estaba en su famoso viaje en el Beagle. De hecho, Darwin ya estaba familiarizado con y convencido de “El Tiempo Profundo” antes de emprender el viaje.

Darwin había estado interesado en La Nueva y Radical Geología de Tiempo Profundo que se enseñaba en Edimburgo durante su año en la capital escocesa aprendiendo medicina. Probablemente, pasó más tiempo aprendiendo las ideas de James Hutton de Tiempo Profundo que de Medicina, y, como no le gustaba la Anatomía, se retiró. Las ideas de Hutton fueron desarrolladas por Charles Lyell y Darwin llevó el volumen uno del tomo geológico de Lyell en el Beagle con él. El volumen 2 todavía no había sido publicado, por lo que dispuso que se lo envíen a él, y le llegó cuando el buque se encontraba en las inmediaciones del río de La Plata. Por lo tanto, cuando Darwin llegó a la costa oeste de América del Sur y a las Islas Galápagos, él ya estaba completamente convencido de las escalas de tiempo de la vieja tierra, y era natural que estas ideas informaran su Teoría de La Evolución en desarrollo.

En cierto sentido, puede decirse que “La Evolución” requiere “El Tiempo Profundo”.  Los cambios únicos propuestos por el Darwinismo tendrían que ser tan numerosos que se requeriría tiempo para los procesos. Sin embargo, también podemos señalar que, si un proceso es imposible hoy, entonces sigue siendo imposible, por muchos millones de años que haya existido.

 Oración: Señor gracias, porque todo lo que has explicado en Tu palabra es verdad y tiene sentido científico. Amén.

Ref: McNaughton, I. y Taylor, P. (2009), Darwin y el darwinismo: 150 Años Después, (el primer día). Imagen: HMS Beagle en el Estrecho de Magallanes, de dominio público.

© 2020 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.