Salmo 8:3-4

“Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?”

El Sistema Solar ha visto muchos impactos. En tantos cuerpos del Sistema Solar, estos impactos han producido cráteres. Es bien conocido que la superficie de la Luna tiene muchos cráteres, que se piensa fueron formados cuando un meteorito golpeó la superficie lunar. Sin embargo, la Luna no está sola. A menudo he mostrado a mi público una fotografía de la superficie de Mercurio, y les he preguntado lo que es, porque sé que la mayoría de la gente pensará que es la Luna, debido a su superficie de cráteres. En los últimos años, misiones exploratorias y no tripuladas a estos cuerpos en los confines del Sistema Solar han revelado superficies salpicadas con cráteres.

No podemos dar una respuesta definitiva de cómo o cuándo se formaron los cráteres. Algunos creacionistas creen que esta formación de cráteres fue en realidad una parte del proceso creativo de Dios, por lo que los cráteres tuvieron lugar dentro de la Semana de la Creación. Otros creen que los cráteres fueron parte del proceso que inició el Diluvio.

Un investigador creacionista ha sugerido que hubo un bombardeo masivo otros planetas y lunas, en el tiempo del Diluvio, que también habría llevado a impactos masivos en la Tierra. Algunos de estos impactos habrían sido de suficiente energía para causar grandes fallas verticales y para ayudar a dividir la corteza terrestre en las placas tectónicas que vemos hoy.

Cualquier mecanismo de formación de cráteres que resulte ser el mejor, podemos estar seguros de que estos impactos no fueron accidentes aleatorios, ni simples caprichos de la naturaleza. Tenían un propósito en el plan de Dios, sea que se dieron en la formación del Sistema Solar o al inicio del Diluvio.

Nada ha ocurrido por casualidad, Señor. Todo se ha dado por una razón, aunque no se nos revele esa razón. Gracias por hacer todas las cosas bien. Amén.

Ref: Oard, M ¿Qué logran los impactos en la primera hora?, Revista de creación 27(1):90-98
De abril de 2013. 
Imagen: Adobe Stock Photos, con licencia de autor.