2 Pedro 3:5
“Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste…”

Si yo saliera y dijera que “el neo-Darwinismo está efectivamente muerto a pesar de su persistencia ortodoxa de libro de texto”, usted puede estar seguro de que los evolucionistas estarían sobre mí. Si continuara afirmando que el conocimiento de la genética hoy es suficiente para rechazar la lenta y progresiva selección de pequeños cambios mutacionales de la evolución, usted puede apostar que los evolucionistas me insultarían, con palabras que no se permitiría repetir en esta emisora de radio.

Diagrama: equilibrio puntuado depende de raras ráfagas de cambios evolutivos importantesPero, si uno de los evolucionistas más importantes del mundo escribiera lo que acabo de decir, no le pasaría nada. Sobre todo cuando el nombre del eminente evolucionista es Stephen Jay Gould. Antes de su muerte en el 2002, este profesor de Harvard y Humanista del Año, totalmente rechazó la lenta y progresiva evolución impulsada por mutaciones.

Ahora, piense en esto por un momento. ¡Gould y su estimado colega Niles Eldredge  rechazaron el mismo neo-Darwinismo que rechazan los creacionistas! Ambos, de estos respetados evolucionistas sabían que el neo-Darwinismo era un emperador sin ropa, por lo que salieron con la teoría del equilibrio puntuado de la evolución. Según Gould y Eldredge, la evolución sucede por medio de cambios  repentinos y grandes, que resultan en la aparición de “monstruos esperanzadores”.

Las mutaciones sólo producen variaciones menores, dijo Gould. Experimentos que inician con moscas terminan con las moscas. Por lo que preguntó: “¿Cómo puede tal proceso cambiar un mosquito o rinoceronte en algo radicalmente diferente?”

¡Ellos no pueden hacerlo! Sin embargo, los evolucionistas seguirán creyendo en una evolución gradual y lenta, y por ninguna prueba sino debido a que su cosmovisión atea así lo exige.

Prayer:
Padre Celestial, los hombres caídos aceptan la evolución porque no quieren que Tú domines sobre ellos. ¡Te pido que Te reveles a muchos para que crean hasta la vida eterna y traigan gloria a Tu santo nombre! Amén.

Notes:
G. Parker, Creation: Facts of Life (Creación: hechos de la vida), págs. 104-106. S. J. Gould, “El Retorno de Monstruos Esperanzadores “, Natural History, junio/julio de 1977. S. J. Gould, “¿Está emergiendo una nueva Teoría General de la evolución?”, Paleobiology, Invierno 1980. Diagrama: equilibrio puntuado depende de raras ráfagas de cambios evolutivos importantes. (PD)