Isaías 43:26

“Hazme recordar, entremos en juicio juntamente; habla tú para justificarte.”

A veces, sin ver imágenes, la lógica puede ser un poco difícil de seguir.   Pero, si tomamos esto con cuidado, debe tener sentido. Hay un tipo de secuencia lógica llamada silogismo, donde se hacen dos premisas, seguidas por una conclusión. La conclusión debe basarse en esas premisas. Por ejemplo:

Premisa 1: Si está lloviendo, las calles están mojadas.

Premisa 2: Está lloviendo.

Conclusión: Por lo tanto, las calles están mojadas.

Esto es lógicamente sostenible.  Pero, supongamos que intercambiamos la segunda premisa y la conclusión.

Premisa 1: Si está lloviendo, las calles están mojadas.

Premisa 2: Las calles están mojadas.

Conclusión: Por lo tanto está lloviendo.

Esto es lógicamente insostenible. Esto se debe a que hay otras razones posibles por las cuales las calles podrían estar mojadas, como un hidrante roto. Ahora, aquí está un típico silogismo evolutivo, que usa comentarios sobre estructuras animales similares.

Premisa 1: Si la evolución fuera verdad, se esperaría ver estructuras esqueléticas similares en los mamíferos.

Premisa 2: Sí encontramos estructuras esqueléticas similares en mamíferos.

Conclusión: Por lo tanto la evolución es verdadera.

La idea detrás de este silogismo es que muchos animales tienen cinco sistemas óseos en sus manos o pies delanteros.

El silogismo es lógicamente insostenible porque hay otras razones por las que podría haber estructuras similares, la más obvia es que estas estructuras similares fueron creadas por el mismo diseñador – Dios.

 Gracias, Señor, por darnos la lógica, mediante el cual podemos discernir el bien del mal. Gracias también proveernos durante estos tiempos difíciles. Amén.

Ref:  Encyclopedia Britannica, < Https://www.britannica.com/topic/syllogism>. Imagen: Adobe Stock Photos, con licencia de autor.