1

¿La Vida En Mundos Oceánicos?

Salmo 147:4

“Él cuenta el número de las estrellas; A todas ellas llama por sus nombres”. 

Hace poco hablé acerca de las ideas de un posible océano que cubría Encélado, una de las lunas de Saturno. Hay otras lunas de Saturno y Júpiter que se cree están cubiertas por similares océanos cubiertos de hielo. La razón por la cual tales hallazgos emocionan a los evolucionistas, es que ellos piensan que estos océanos podrían contener chimeneas hidrotermales, como las que se encuentran en La Tierra.

En el fondo del Océano Atlántico, y en otros lugares, tales chimeneas hidrotermales esparcen material extremadamente caliente en el océano frío. Este material contiene compuestos de azufre orgánico, y hay bacterias que se pueden alimentar de estos minerales, a la temperatura correcta.

Los químicos correctos, y el soporte correcto – que es el agua, se presume que se combinan, para permitir que la evolución tome lugar. Sin embargo, no es inevitable que la existencia de estas chimeneas, si se encuentra en estos mundos de Júpiter y de Saturno, signifique que las bacterias estarán presentes. Aún incluso, si lo están, ello no proporciona pruebas de que dichas bacterias han evolucionado. Esta es una marca de la fuerte tendencia que tienen los evolucionistas, que asumen un falso silogismo lógico. Su hipótesis es la siguiente:

  1. Un organismo A requiere el químico B para sobrevivir.
  2. Los químicos B existen en Encélado.
  3. Por lo tanto organismos A deben haber evolucionado en el planeta en cuestión.

El silogismo parece lógicamente sólido, hasta que nos damos cuenta de que en realidad es un error conocido como afirmación del consecuente. La existencia de químicos B en Encélado no implica la existencia de los organismos. Dios nos ha recordado que Sus propósitos para nosotros se centran en “La Tierra”, la cual Él hizo que estuviese habitada.

Gracias por la maravilla y la belleza de Tu creación que vemos en este Sistema Solar. Te damos gracias por la inteligencia y habilidad de quienes diseñan las exploraciones espaciales de larga duración. Oramos que nosotros también, en todo momento usemos los talentos que nos has dado, para Tu gloria. Amén.

Ref: Encélado , Britannica, <https://www.britannica.com/place/Enceladus  >. Imagen: Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, de dominio público.