Salmo 8:8
“Las aves de los cielos y los peces del mar; todo cuanto pasa por los senderos del mar.”

De vez en cuando, como nos gusta informar en “Momentos de la Creación”, los evolucionistas encuentran que sus propios descubrimientos y sus propias presuposiciones hacen que tengan que reescribir y repensar grandes áreas de “La Teoría Evolutiva.”  Una de esas áreas es el supuesto desarrollo evolutivo de las plumas.

Las plumas son ejemplos maravillosos de diseño. Ya comentamos antes acerca de la  imposibilidad de la evolución de las plumas de las aves.  Si bien reconocen algunos de los problemas inherentes al supuesto desarrollo de las plumas, los evolucionistas simplemente han retrasado el desarrollo de las plumas hacia los dinosaurios terópodos, como el tiranosaurio, supuestamente hace 180 millones de años.  Ahora, los científicos de la Universidad de Bristol han investigado los pequeños pelos, o picnofibras, en los pterosauros, y han determinado que piensan que son plumas. Anteriormente, los evolucionistas no habían pensado que los terópodos estaban relacionados con los pterosauros, por lo que ahora tienen que re-escribir toda una nueva sección de “La Evolución”, basándose en el supuesto origen de las plumas, haciendo retroceder la fecha evolutiva de las plumas hasta hace 250 millones de años atrás.

Hay tantos problemas para hacer agujeros aquí. Recuerde que la datación de estas criaturas se basa en las fechas de los fósiles, que no son, contrariamente a la opinión popular, fechadas por ningún método radiométrico, y ciertamente no por datación por carbono. Están fechadas usando un razonamiento circular donde las fechas de rocas y fósiles se tasan entre sí.

Los creacionistas no tendrían ningún problema en averiguar que otras criaturas que no sean las aves tengan plumas. Pero sí, seguimos afirmando la imposibilidad de la evolución de estos maravillosos objetos.

Oración: Dios y Creador, tus diseños maravillosos son claros para todos, para que así veamos todo el conjunto de la creación,  de manera que estamos sin excusa. Amén.

Autor: Pablo F. Taylor

Ref: Universidad de Bristol. “Nuevo descubrimiento empuja el origen de las plumas por 70 millones de años hacia atrás.” ScienceDaily, 17 de diciembre de 2018. <www.sciencedaily.com/releases/2018/12/181217125908.htm>. Imagen: Hatzegopteryx, CC BY-SA 4.0 Internacional.

© 2022 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.