Job 39:19
“Le das tú su fuerza al caballo? ¿Cubres tú su cuello de crines ondulantes?”

Si, como se nos afirma continuamente, la evolución es un hecho, ¿por qué es que la tecnología humana se mejora cuando copiamos los diseños encontrados en la naturaleza?  Si la naturaleza es realmente un gigante experimento de prueba y error, entonces sólo deberíamos encontrar evidencia de diseños menos sofisticados en el pasado distante, y los humanos hoy deberían poder mejorar los diseños encontrados en la naturaleza.

Humans copy the CreatorLa ciencia ha sabido por mucho tiempo que un objeto que se mueve a través del agua o el aire se mueve con menos resistencia cuando la proporción de su distancia es cuatro a uno.  Esta proporción se encuentra en los nadadores más rápidos del mar – como el atún, el delfín y el pez espada.  Un Boeing 707, con una proporción de nueve a uno, experimenta mucha más resistencia que el más grande, más pesado 747, con una proporción de seis a uno – mucho más cercano al atún y al delfín.

Los estudios sobre la visión del cangrejo herradura, supuestamente una de las formas más antiguas de vida, han enseñado a los ingenieros cómo producir una imagen de televisión más clara y aguda.  La Fuerza Aérea de los Estados Unidos copió un sistema de censor de velocidad de los escarabajos para mejorar los indicadores de velocidad de tierra de sus jets.  La óptica del ojo de una rana les mostró cómo mejorar su radar.  El ojo multifacético de la mosca enseñó a los ingenieros cómo diseñar un sistema de iluminación que genera más luz con menos energía.

Los humanos están aprendiendo de y copiando soluciones de diseño desarrolladas por su Creador.  Los diseños brillantes en nuestro mundo no son el resultado de prueba y error.  ¡Esta realidad hace que la afirmación de que la evolución es un hecho de ciencia suene vacía!

Prayer:
Amado Señor, nosotros los humanos realizamos afirmaciones exageradas acerca de nuestro conocimiento. Pero al final todo lo que somos, tenemos, y conocemos es de Ti. Te agradezco por Tu generosidad inmerecida. Nunca permitas que olvide Tu bondad. Amén.

Notes:
Man’s mimicry. Lutheran Science Institute Journal, Jan.-Feb. 1991. p. 4.