Génesis 7:20-21
“Quince codos más alto subieron las aguas, después que fueron cubiertos los montes. Y murió toda carne que se mueve sobre la tierra, así de aves como de ganado y de bestias, y de todo reptil que se arrastra sobre la tierra, y todo hombre.”

Algunos de los fósiles más fascinantes son de los insectos y de otras criaturas atrapadas en ámbar. Las criaturas están a menudo bien conservadas y parecen como si fueron atrapadas rápidamente. Un reciente artículo de ciencia informó sobre un hallazgo de insectos atrapados en el proceso de eclosión de los huevos en el Líbano. Los insectos, parecen como crisopas verdes modernas, y tienen todos los indicios de ser recién nacidas, por una serie de características anatómicas. El Dr. Michael S. Engel, uno de los autores del estudio, dijo: “El proceso de eclosión es efímero, y las estructuras que lo hacen posible tienden a desaparecer rápidamente una vez que los animales que ponen huevos eclosionan, por lo que obtener evidencia fósil de ellos es realmente excepcional.”  Además, sus mandíbulas no se habían entrelazado por completo, este es un proceso que ocurre muy pronto en las ninfas recién nacidas.

Aunque los científicos evolucionistas que informan sobre el hallazgo reconocen la muerte repentina de los insectos y su atrapamiento en el ámbar, creen que todo el fósil tiene 130 millones de años. Sin embargo, el ámbar, que se forma por la polimerización de la resina de madera pegajosa que ha atrapado a los insectos, se degrada rápidamente a la intemperie. Por lo tanto, el ámbar mismo debe haber sido enterrado rápidamente en sedimentos, lo que sugiere una formación catastrófica.  Por lo tanto, los fósiles de ámbar, arrojan luz sobre las criaturas del mundo anterior al Diluvio, y no del mítico tiempo profundo. Es interesante que los investigadores evolucionistas no realicen dataciones de carbono en fósiles de ámbar, sin duda les preocupa que una fecha de carbono sea consistente con la edad bíblica.

Oración: Señor, vemos los recordatorios de tu juicio en el momento del diluvio a nuestro alrededor. Ayúdanos a difundir Tu Evangelio, para que se salven más personas del juicio final por venir. Amén.

 Autor: Pablo F. Taylor

Ref: Universidad de Oxford. “Insectos recién nacidos atrapados en ámbar muestran la primera evidencia de cómo romper un huevo: La preservación en Ámbar de los recién nacidos, las cáscaras de huevo, y las eclosiones de los huevos incubados muestran que el mecanismo de crisopas verdes fue creado por lo menos 130 millones de años atrás.” ScienceDaily, 20 de diciembre de 2018. <www.sciencedaily.com/releases/2018/12/181220075955.htm>. Imagen: CC BY-SA 2.5 Genérico.

© 2022 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.