Salmo 139:14-15
“Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien.  No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y   entretejido en lo más profundo de la tierra.”

Cuando yo solía trabajar para un gran ministerio creacionista en Inglaterra, recuerdo que mi jefe comentaba un día, “El sol está brillando allá afuera, es tiempo de verano, y probablemente habrá un nuevo descubrimiento de un hombre-mono en las noticias.”  Durante los tranquilos meses de verano, cuando poco pasaba para reportar en las agencias de noticias, en los periódicos y los noticiarios de televisión había mucho espacio para llenar. Así que un candidato obvio para una soñolienta noticia de verano era un viejo esqueleto o fósil de un supuesto humano antiguo.

El año 2018 no fue la excepción. Yo estaba fascinado por el titular en un popular sitio Web de ciencia: “cráneo de unos cuatro millones de años de un viejo hominin muestra similitudes al de los humanos modernos”. La lectura de este artículo fue un interesante ejercicio en lo que yo llamo-El Análisis de La Palabra Confusa. En ningún momento, el artículo intenta justificar por qué se consideró que se trataba de cuatro millones de años de antigüedad. Este fechaje se dio simplemente como un hecho. El Fósil fue un ejemplo de un australopitecino, pero, a diferencia de la mayoría de esos famosos fósiles de “simios-sureños” que fueron encontrados en o cerca de Tanzania, este se encontró en las cuevas Sterkfontein en Sudáfrica, en 1995.

El hueso de este ejemplar semi-fosilizado era demasiado frágil para mucho análisis científico, así que los investigadores cuidadosamente capturaron electrónicamente fragmentos óseos de este ejemplar. Luego, llevaron a cabo una investigación virtual por ordenador. ¿Cuál fue la conclusión? Algunos de los huesos son similares a los huesos humanos. Una vez más, tenemos que recordar que esto es lo que se esperaba, pero, estas dichas similitudes nada tienen que ver con la “evidencia ” para La Evolución.

Oración: Señor gracias, porque estamos asombrosa y maravillosamente hechos. Te agradecemos por toda la atención que derramas sobre nosotros, así como por hacernos en el lugar secreto. Amén.

Ref: University of the Witwatersrand.  “Un cráneo de unos cuatro millones de años hominin muestra similitudes al de los humanos modernos: El ‘virtual’ repaso de un fósil descrito como “la evidencia más antigua de la evolución humana en Sudáfrica” muestra resultados sorprendentes.” ScienceDaily, 25 junio 2018. <www.sciencedaily.com/releases/2018/06/180625130919.htm>. Imagen: CC BY-SA 4.0.

© 2021 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.