Génesis 1:25
“E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno.”

Ver un mamut lanudo debe haber sido impresionante. Tan grandes como los elefantes asiáticos, estos animales peludos se encontraban en una gran cantidad de lugares. Incluso utilizados como alimentación.

Los mamuts parecían elefantes peludos. De hecho, los creacionistas y los evolucionistas los agrupan dentro de la misma especie; los evolucionistas ponen a los elefantes y mamuts en la misma familia, elephantidae, y los creacionistas aceptan esto como el baramin apropiado, o “tipo creado”, en el que se agrupan estos animales.

Quizás los mamuts más conocidos son los que se encontraron en Siberia. Están congelados y en su mayoría todavía están cubiertos de carne, piel y pelaje. Este hecho causa a muchas personas un gran problema. En el pasado, los evolucionistas han sugerido todo tipo de escenarios imaginarios, como la inclinación del eje de la Tierra. Los creacionistas también han sido culpables de exceso de imaginación, como sugerir una repentina ola de frío que congeló a las criaturas casi al instante. Algunos incluso han sugerido que los mamuts murieron, siendo utilizados en una campaña militar por Genghis Khan. Pero ninguno de estos escenarios es realmente necesario.

Lo que es más pertinente es la gran cantidad de mamuts congelados encontrados, probablemente miles. Las teorías evolutivas no pueden explicar la muerte de un número tan grande, ni pueden evitar el hecho de que los animales murieron recientemente, y no hace millones de años. Si bien no tenemos las respuestas, una explicación bíblica tiene más sentido que la evolución.

Oración: Señor, Te agradecemos, por los muchos misterios naturales y por las            personas inteligentes que los investigan. Gracias porque las explicaciones tienen sentido a la luz de la verdad de Tu palabra. Amén.

 Autor: Pablo F. Taylor

Ref: Oard, M. (2004), Congelado en el tiempo (Green Forest, AR: Master Books), capítulo 4. Imagen: Lyuba, CC BY-SA 2.0 Genérico.

© 2022 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.