Levítico 17:11
“Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona.”

Puede que usted desee estar sentado mientras escucha el programa de hoy. ¿Por qué?  Porque, los científicos nos dicen hay muchas más células bacterianas en nuestro cuerpo, que células humanas reales. Según los investigadores del Instituto de Ciencia Weizmann en Israel y el Hospital para Niños Enfermos de Toronto, un adulto promedio pesa 155 libras y se compone de alrededor de 40 trillones de bacterias y tan sólo 30 trillones de células humanas.

Ustedes son Principalmente BacteriasLos investigadores admiten que esta estimación puede ser acortada como en un  25 por ciento. El número real de bacterias podría ser tan alto como 50 trillones. Nadie sabe con certeza porque nadie las ha contado. Anteriormente, los científicos sugerían que las bacterias aproximadamente podían  superan en número a las células humanas de diez a uno, incluso de cien a uno. En una publicación de la Revista Microbio  en el 2014, el Biólogo Molecular Judá Rosner, llamó a la estimación de diez a uno un “Hecho Falso”, diciendo que “A todo el mundo le gusta un buen número redondo”.

Ahora bien, si consideramos que los virus, hongos y otros microbios sobrepasan de lejos a las bacterias en su cuerpo, usted puede empezar a sentir que hay muy poco de “usted” en juego. Pero, recuerde estas dos cosas. Las células humanas tienen mucho más masa que la bacteria. Y, el 85 por ciento de sus células humanas son glóbulos rojos – el mismo tipo de células, que el Hijo de Dios derramó sobre la cruz para rescatarlo de la pena del pecado.

¡Y lo que es más, definitivamente no es un hecho falso!

Prayer:
¡Padre Celestial, Gracias por enviar a Jesús a dar su vida como sacrificio, para que yo pueda mirar hacia la vida eterna contigo! En el nombre de Jesús. Amén.

Notes:
T. H. Saey, “El cuerpo humano no está invadido por bacterias,” la ciencia Noticias, 2/6/16, pág. 6. Foto: La representación del artista de bacterias. (PD)