Génesis 9:1
“Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra.”

¿Verdadero o falso? Cuando la población de Leminos crece demasiado, entran en un estado frenético, y enormes grupos de roedores peludos se suicidan lanzándose  por sí mismos a la masa de agua más cercana.

LemmingMuchas personas creen que esto es cierto, pero realmente no es nada más que una  leyenda rural que comenzó a partir de una noticia que salió de Noruega en 1868. Un barco a vapor allí había navegado por 15 minutos a través de una aglomeración de Leminos que estaban nadando y ahogándose. Según el reporte, la aglomeración de Leminos era de dos a tres millas de ancho.

En realidad, los Leminos sí se sumergen en el agua, pero no para suicidarse. Ellos simplemente migran tras agotar el suministro de alimentos en su área. De hecho, durante una migración masiva, muchos Leminos mueren por ahogamiento. Pero más Leminos son comidos por depredadores.

Hoy en día, hay otra leyenda de sobrepoblación que demasiadas personas creen. La noción de que la humanidad está sobre-poblando el planeta. Algunos de los ambientalistas han llamado a la reducción de la población mundial a sólo dos mil millones, que sería una reducción de más de dos tercios de la población mundial. Otros quisieran ver sólo 1000 millones de personas en nuestro planeta. Y muchos piensan que es válido  matar a seres humanos en grandes números para evitar quedarse sin alimentos y otros recursos vitales.

No, el problema no es la sobrepoblación. El verdadero problema es que el hombre, en su orgullo, piensa que sabe más que Dios acerca de lo que es mejor para el planeta que Él creó.

Prayer:
Padre Celestial, muchos ambientalistas se oponen a tu mandamiento de fructificar y multiplicarse. ¡Te pido que les muestres que Tus caminos siempre son los mejores! En el nombre de Jesús. Amén.

Notes:
“Leminos saltarines”, Secretos del Mundo Natural, p.70 (Readers Digest/Dorling Kindersley, 1993). Foto: Lemming. (PD)