Génesis 1:31
“Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.”

El veterano locutor británico, Sir David Attenborough, es un evolucionista y un ateo. A menudo le preguntan acerca de la belleza de la creación de Dios, y esto le irrita, como incrédulo, por lo que tiene una respuesta común:

Hay un pequeño gusano llamado Loa Loa Filariasis. Este parásito puede sobrevivir exclusivamente en un entorno, a saber, debajo de la piel y dentro de los ojos de los seres humanos. Los niños y los ancianos de las regiones tropicales son los más afectados. Una muerte lenta y dolorosa es prácticamente segura.

Lo que Attenborough está diciendo es que no podemos alabar a Dios por crear hermosos colibríes, sin maldecirlo por crear gusanos parásitos. Él tiene un punto. Deberíamos poder dar cuenta de esto.

Después de que Adán pecó, Dios le dijo:

Maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.  Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. (Génesis 3: 17-18)

Dios no creó a las criaturas para que fueran deliberadamente destructivas, como lo son los parásitos. Los hizo para que fueran beneficiosos. Pero, así como el consumo de carne comenzó después del pecado de Adán, también lo hizo el comportamiento parasitario. El gusano Loa Loa provoca la muerte, pero la muerte no existía antes de la Caída. De modo que el sufrimiento causado por tales gusanos es el resultado del comportamiento humano pecaminoso por desobediencia a Dios, no del individuo que tiene el gusano, sino de los seres humanos en general.

Oración: Gracias Señor, porque creaste todo muy bien. Esperamos el regreso de nuestro Señor Jesucristo, y conocemos que con Él no habrá más maldición. Amén.

Ref .: Boyd, D.W. (2017), ¿Creó Dios los Parásitos?, <https://answersingenesis.org/biology/microbiology/did-god-create-parasites/>, consultado el 26/6/2019. Imagen: Gusano Loa loa, imagen de Dominio Público.

© 2022 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.