Mateo 14:25

“Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar.”  

¿Qué sucede si un hombre intenta caminar sobre el agua? La respuesta es que sus pies se hundirían en el agua.

Claro que es posible que la gente flote. Esto se debe a la flotabilidad producida por la fuerza del agua desplazada. Pero si usted trató de colocar los pies sobre la superficie de un cuerpo de agua, la presión producida por el peso de su cuerpo, a través de la pequeña superficie de las plantas de los pies, es demasiado grande para que la flotabilidad lo contrarreste.

Así que, científicamente hablando, Jesús no pudo haber caminado sobre el agua. Pero, el Evangelio de Mateo informa en el capítulo 14 que Él hizo precisamente eso. Al inicio del Evangelio de Juan, se nos recuerda que todas las cosas fueron hechas para Jesús, por Jesús y por medio de Jesús. Jesús es, por lo tanto, aquél que inventó la gravedad y flotabilidad. Como Creador de estas fuerzas, Él podía hacer lo que Él quisiera con ellas, incluso subvertirlas, si así lo deseaba.

Es interesante que la mayoría de los cristianos puedan aceptar que Jesús tenía el control sobre la gravedad. Y, sin embargo, muchos cristianos no creen que Dios hizo el mundo de la manera que Él lo hizo en Génesis 1. ¿Por qué es tan difícil creer que Aquel que podía caminar sobre el agua, desafiando lo que dicen los científicos modernos, pudo crear El Universo e informarnos en Su Palabra cómo lo hizo exactamente?

 Oración: Te alabamos, Señor, porque Tú has creado todas las cosas bien. Cuando nos fijamos en todo lo que has hecho, sólo quedamos asombrados por Tu Santo Nombre. Amén.

Ref: Enciclopedia Britannica, <Https://www.britannica.com/science/buoyancy>, accedido 29/08/2017. Imagen: dominio público. 

© 2020 Creation Moments All rights reserved.