Eclesiastés 3:21

“¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra?” 


En 1957, un Hombre Neanderthal muerto fue descubierto con otros nueve esqueletos en la cueva Shanidar en la región de Kurdistán en Irak. Este Hombre Neanderthal en particular tenía heridas graves, probablemente infligidas por otras personas. La policía busca un asesino de hace 50,000 años.

Por supuesto, inventé la última oración, a excepción de los 50,000 años, que fueron inventados por los investigadores, ya que no puedo encontrar evidencia experimental para esa edad en los diversos informes académicos.

Shanidar 1, como se le llama al desafortunado esqueleto, fue herido mucho antes de su muerte. Los investigadores recientemente han examinado sus “registros médicos” y han llegado a la conclusión que los crecimientos en sus orejas sugerirían que, durante sus últimos años, debió haber sido profundamente sordo.

“Más que la pérdida de un antebrazo, una mala cojera y otras heridas, su sordera lo habría hecho presa fácil de los carnívoros en su entorno y dependiente de otros miembros de su grupo social para sobrevivir.”, dijo Erik Trinkaus, uno de los co-autores del estudio.

Estos investigadores asumen que el Hombre de Neanderthal era un cazador-recolector. Un hombre sordo, que vivió con otras heridas traumáticas, y que no fue capaz de cazar. Por lo tanto, los investigadores suponen que el hombre debió haber tenido cuidadores, que lo atendían.

“Las debilidades de Shanidar 1, y especialmente, su pérdida auditiva, refuerzan la humanidad básica de estos humanos arcaicos muy difamados, los Neanderthales”, dijo Trinkaus. Y, ahí radica el punto. Los Neanderthales no eran una forma de sub-humano. No eran “Humanos Arcaicos”, solo los descendientes de Adán y Eva, como usted y yo.

 Oración: Señor, has hecho a Tu pueblo en todas las formas y tamaños. Te damos gracias por la diversidad de la raza humana; cada individuo es bienvenido ante Tus ojos cuando se arrepienten y confían en Tí. Amén.

Ref: Trinkaus Villotte E, S (2017) Exostosis auditivas externas y pérdida de audición en el Neanderthal Shanidar 1. PLoS ONE12(10): e0186684. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0186684. Imagen: Creative Commons Attribution Share-Alike, 3.0 Unported.

© 2020 Momentos de la Creación Todos los derechos reservados.