2 Pedro 3:5-6
“Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste, por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua…”

En el pico de La Edad de Hielo, el segundo evento de inundación más grande del mundo ocurrió en el Noroeste de Los Estados Unidos. Los glaciares atraparon agua, formando el Lago Missoula. A medida que los glaciares se retiraron, el agua escapó hacia el oeste, a través de Idaho, hacia el este de Washington y al sur, hacia el Columbia. En el proceso, este enorme diluvio esculpió Los Scablands y esos valles de drenaje, conocidos como coulées. En un lugar, se creó una enorme cascada, aproximadamente cuatro veces más grande que el Niagara, pero ahora conocida como Dry Falls. En la garganta del río Columbia, enormes depósitos de grava fueron dejados atrás, junto con claros signos de erosión, por la afluencia masiva de agua.

Sin embargo, cuando se propuso la idea de una inundación de Missoula, fue contraria a la Geología de la uniformidad prevaleciente y fue rechazada. Incluso, desde su aceptación, los geólogos han querido creer en varias inundaciones del Missoula. Sin embargo, cuidadosos análisis científicos han demostrado que los efectos observados son mejor explicados por sólo una inundación del Missoula.

  1. Harlen Bretz, fue el hombre cuya investigación sugirió la inundación del Missoula. Su primer artículo sobre el tema fue publicado en 1923, frente a la enorme resistencia del establecimiento geológico. Bretz no fue en absoluto un creacionista, pero sus ideas fueron ridiculizadas por ser consideradas bíblicas. Los geólogos entendieron correctamente que, si se aceptaba la limitada catástrofe local de Bretz, entonces no había razón para rechazar una inundación bíblica mundial.

Tomó 40 años para reivindicar a Bretz. Puede que el Diluvio Bíblico nunca sea reivindicado en esta vida, pero en el mundo venidero, será conocido como verdad.

Oración: Gracias Señor por la verdad de Tu Palabra. Gracias, porque has reivindicado Tu Palabra, aún por encima de Tu Nombre. Amén.

Ref: Oard, M.J., La inundación del Lago Missoula, la Creación 36 (2):43-46 de abril de 2014. Imagen: © Steven Pavlov / http://commons.wikimedia.org/wiki/User:Senapa / CC BY-SA 3.0.

© 2021 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.

Attachments
  • wb-207-05-the-lake-missoula-flood