Génesis 1:7

“E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así.”

La Escritura nos dice que “hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión”. La palabra traducida como “extensión”, o, en algunas versiones, como “firmamento”, es raqia. Esta palabra está relacionada con el concepto de estiramiento, más bien como golpear el metal con un martillo. Como tal, se refiere al Universo entero y no solo a la atmósfera. Entonces, las aguas sobre la expansión deben estar más allá del borde del universo.

Este concepto difícil puede entenderse mejor cuando nos acercamos a las Escrituras sin prejuicios. Lamentablemente, muchos de nosotros en el campo de La Creación nos acercamos a esta Escritura con una enorme presuposición. Vamos a ponerlo de lado por un momento.

En Génesis 1:14, Dios dijo “haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche”. Si estas luces están en la raqia, entonces las aguas superiores deben estar más allá de las luces; Es decir, más allá del sol, la luna y las estrellas.

El Salmo 148:4 dice, “Alabadle, cielos de los cielos, y las aguas que están sobre los cielos.” Este salmo fue escrito después del Diluvio y todavía se mantiene hoy. Así que, cualesquiera que sean estas aguas arriba – y no está exactamente claro lo que son – todavía están en su lugar y no desaparecieron con el Diluvio. Esto significa que El Universo no es infinito, aunque estamos acostumbrados al pensamiento evolutivo que sugiere que lo es. Pero nada es infinito, excepto solo Dios.

Oración: Cuando consideramos Tus cielos, Señor Dios, obra de Tus manos, nos asombramos y adoramos Tu Santo Nombre. Amén.

Ref: Libro de respuestas de la Creación, (CMI) Capítulo 12, <Https://creation.com/images/pdfs/cabook/chapter12.pdf > accedido, 9/20/2017. Imagen: Adobe Stock Imágenes, con licencia de autor.

© 2020 Creation Moments All rights reserved.