Génesis 1:12
“Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno.”

Cuando era niño, me gustaba ver cómo se descargaba el carbón de los vagones de ferrocarril en los apartaderos de la central eléctrica. Estos estaban situados con el Río Tame por un lado y el canal estrecho de Huddersfield por el otro. Enormes letreros se alzaban sobre las vías del ferrocarril. Tuve la ocasión de volver a visitar el área después unos 20 años de que la central eléctrica había cerrado. Caminando por un bosque misterioso, entre las vías fluviales que no recordaba, me pregunté a dónde se habían ido los revestimientos de carbón. No quedaban vías de ferrocarril y no recordaba estos árboles. Pero, luego ¡tuve mi momento Narnia! En medio de la madera, me encontré con un poste de metal alto. Mirando hacia arriba, pude ver el pórtico de señales del ferrocarril en la parte superior. La madera había crecido rápidamente alrededor de donde solían estar las vías del ferrocarril.

La madera consistía de alisos, y estos crecen muy rápidamente. Pueden crecer en áreas de devastación, como antiguos sitios industriales, donde hay poco o nada de nitrógeno en el suelo. Crecen en abundancia en áreas cubiertas por el devastador deslizamiento de tierra de la erupción del Monte St. Helens en 1980. Al igual que la tierra de la central eléctrica, esta área no tiene nitrógeno en el suelo. Pero los alisos fijan su propio nitrógeno a través de una relación simbiótica con la bacteria Frankia, que vive en las raíces del árbol. Ni el árbol ni las bacterias podrían haber evolucionado uno antes que el otro, por lo que su existencia es consistente solo con lo que dice la Biblia acerca de que Dios creó estos árboles increíbles.

Oración: Gracias Señor, porque la verdadera ciencia confirma lo que has dicho en Tu Palabra acerca de Tu creación. Amén.

Autor: Pablo F. Taylor

Ref: Enciclopedia Británica, <https://www.britannica.com/plant/alder >, consultado el 3/1/2019. Imagen: CC BY-SA 2.0 Genérico.

© 2022 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.