Génesis 1:26-27
“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.”

Los plazos para la supuesta evolución de los llamados homínidos son muy problemáticos, incluso para los evolucionistas. Las rocas en las que se encuentran estos fósiles son sedimentarias, mientras que los métodos de datación radiométrica necesarios para las estimaciones en tiempo profundo funcionan solo en rocas ígneas. Sin embargo, un informe reciente fecha un hueso del dedo de un homínido fosilizado, encontrado en el Tíbet, a 160.000 años.

En el informe, los investigadores se refieren a la toma de muestras de ADN. Esto indicaría que el dedo no está completamente fosilizado y que queda algo de tejido blando. Inmediatamente detectamos una inconsistencia: los investigadores se sienten cómodos con las técnicas de datación “modernas” que se utilizan en el tejido blando de los homínidos, pero no en el tejido blando de los dinosaurios que se encuentran en otros lugares. Pero, dejando eso a un lado, las comparaciones de ADN se hacen con las muestras de ADN de otras criaturas, y sus similitudes se comparan con los supuestos patrones evolutivos para obtener la fecha de 160.000 años. La datación por carbono, contrariamente a la opinión popular, no arroja fechas superiores a 100.000 años, por lo que este no se utilizó.

Un análisis más detallado del ADN revela algunas relaciones para este tibetano antiguo. Resulta que este proto-tibetano es uno de nuestros viejos amigos, los Denisovanos. Se alega que estos son una de las tres especies de homínidos en la tierra hasta hace 200.000 años, los otros son Homo-Sapiens y Neandertales. Como hemos discutido antes, dado que los Denisovanos podían cruzarse con los humanos, eran, de hecho, humanos completos y no otra especie en absoluto. Dondequiera que éste tibetano viviera, él o ella era un descendiente de Adán y Eva.

Oración: Dios Padre, gracias por el mundo en el que nos has puesto, y gracias por la belleza de tu creación en todas partes. Amén.

Ref: Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva. “Los primeros homínidos en la meseta tibetana fueron Denisovanos: La mandíbula de un Denisovano probablemente representa el fósil de homínido más antiguo en la meseta tibetana.” ScienceDaily, 1 de mayo de 2019. <www.sciencedaily.com/releases/2019/05/190501131405.htm>. Imagen: © PA, disponible en Uso justo.

© 2022 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.