Génesis 4:20-22)

“Y Ada dio a luz a Jabal, el cual fue padre de los que habitan en tiendas y crían ganados. Y el nombre de su hermano fue Jubal, el cual fue padre de todos los que tocan arpa y flauta. Y Zila también dio a luz a Tubal-caín, artífice de toda obra de bronce y de hierro; y la hermana de Tubal-caín fue Naama.”


Yo estaba hablando con un grupo de niños de corta edad, quizás 10 u 11 años, y estaban mirando una casa parcialmente cubierta de lodo. Esta casa se había cubierto de lodo en el momento de la erupción de 1980 del Monte Santa Helena.   Asimismo, cerca había una nevera, que habían sido arrastrada fuera de la casa, en el momento del flujo de lodo. Uno de los niños estaba incrédulo. “¿Realmente  tenían neveras en 1980?”, preguntó, genuinamente sorprendido.

Todos nos reímos por esto. Sí, le confirmé, efectivamente había neveras en 1980. Sin embargo, nuestras vidas eran difíciles, porque no podíamos informar al mundo sobre los detalles de nuestra vida, utilizando Facebook o Twitter. No llevábamos smartphones con nosotros en los años 80, así que no estábamos permanentemente conectados a Internet. ¿Cómo nos las arreglamos sin tales tecnologías? ¿No experimentamos privación?

Por supuesto que no, porque no teníamos idea de que tales cosas se darían. Así que, tecnológicamente hablando, el mundo es cada vez mejor y mejor, mientras vemos el mundo hundiéndose rápidamente en términos de su estándar moral.

El progreso tecnológico ha estado siempre disponible para nosotros. Incluso, antes del Diluvio, leemos acerca de personas como los hijos de Lamech, quienes estaban impulsando los límites de la tecnología en la ganadería, la metalurgia y la música. Esta es una muestra de la forma en que Dios nos ha hecho, y debemos darle las gracias por ello.

Te doy gracias, Padre, por toda la tecnología que tenemos. Somos conscientes de que podemos utilizarlo para Tu gloria, o podemos abusar de ella. Ayúdanos a glorificar Tu Nombre a través de nuestro uso de la tecnología. Amén.

Imagen: Adobe Stock Imágenes, con licencia de autor.