Génesis 9:2
El temor y el miedo de vosotros estarán sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados.”

 Un conocido programa de televisión infantil en Inglaterra en los años 70 y 80 presentaba a un tierno hipopótamo rosado como uno de sus personajes principales. Y, en la naturaleza, los hipopótamos se ven encantadores. Su apariencia regordeta y su afición por el agua y el barro los hacen muy atractivos.

En la década de 1960, Michael Flanders y Donald Swann usaron al animal en una de sus canciones satíricas, cuyo estribillo era:

Barro, barro, barro glorioso. Nada igual para enfriar la sangre. Así que sígueme, sigue; hasta el hueco. Y allí nos revolcaremos en el glorioso barro.

Cuando vemos los hipopótamos en el zoológico, a menudo nos divierte – debo decirlo con delicadeza – sus emisiones traseras. El maloliente material suave de color marrón verdoso se dispersa en todas las direcciones a medida que el hipopótamo lo aleja de sí mismo con su hélice de cola que se mueve rápidamente.

Sin embargo, la mayoría de las personas también saben que este animal herbívoro es extremadamente peligroso. Y, es responsable de la muerte de más personas en África que los leones. Este no es simplemente un comportamiento defensivo. Parece, que los hipopótamos salvajes pueden ser muy agresivos y deben tratarse con gran precaución. ¿Por qué? Este comportamiento en algunos animales es en parte por el resultado del pecado de Adán y, también en parte, por la consecuencia del nuevo orden mundial que surgió después del Diluvio, cuando Dios le dijo a Noé: “El temor y el miedo a ustedes estarán en todo animal de la tierra.”

Oración: Señor Dios, estamos constantemente asombrados, por la variedad de Tu  creación y por los maravillosos animales que Tú has hecho. Amén.

 Autor: Pablo F. Taylor

Ref: Hennigan, T. (2013), Hipopótamos—Terrores Territoriales, https://answersingenesis.org/mammals/hippopotamus-territorial-terrors/ >, consultado el 3/1/2019. Imagen: Diego Delso, delso.photo, Licencia CC-BY-SA.

© 2022 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.