Génesis 8:22
“Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche.” 

Cuando las ideas científicas parecen estar en desacuerdo con la Biblia, los cristianos deben mantenerse firmes. La Biblia es la Palabra de Dios, y a menudo los cambios en las ideas científicas crean una perspectiva nueva con relación a la Biblia.

Una de esas ideas que leí recientemente se refería a la regulación de las temperaturas en la Tierra. Muchos científicos están preocupados por el llamado “Cambio Climático” y los problemas que creen existen  son causados por la concentración de dióxido de carbono de la atmósfera. Ignoremos por el momento el hecho de que muchos de nosotros consideramos que la concentración de CO2 en la atmósfera es insignificante, un equipo de investigadores ha sugerido que las concentraciones atmosféricas de COvarían con la velocidad de la erosión.

Las rocas que contienen silicato de calcio pueden ser erosionadas químicamente por el agua de lluvia, pero solo sí esa agua contiene niveles elevados de dióxido de carbono disuelto. Por lo tanto, se supone que un aumento en este tipo de erosión conducirá a una disminución en la concentración atmosférica. El aumento de la temperatura, a menudo causa el aumento de precipitación requerida, para aumentar la erosión. Así pues, en resumen, el aumento de la temperatura global conduce a un aumento de la erosión química, lo que conduce a una disminución de la concentración atmosférica de dióxido de carbono, que, debido a que es un gas de efecto invernadero, conduce a temperaturas globales más frías. Para resumir nuestro resumen: el aumento de las temperaturas globales hace que las temperaturas globales disminuyan, debido a este efecto de desgaste. Se supone que lo contrario también es cierto, por lo que la Tierra tiene un termostato.

Génesis habla de la regulación del clima así: ” Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche.” (Génesis 8:22).

 Oración: Señor, cuanto más aprendemos sobre cómo funciona tu mundo, más nos maravillamos de lo bien que has puesto todo en su lugar. ¡Que Tu Nombre sea alabado! Amén.

Ref: vonStrandman, P. et al (2017), Estabilización del clima global por erosión química durante el hirantiano, en Geochem Hirnantian. Persp. Dejar. 2017 (3), 230-237. Imagen: Un arco natural producido por la erosión de la roca desgastada diferencialmente en Jebel Kharaz, licencia: Creative Commons Attribution 3.0 Unported.

© 2020 Momentos de la Creación. Todos los derechos reservados.